RICARDO III DE INGLATERRA

Por Nacho Espada

Es Ricardo III de Inglaterra quizás, la figura más discutida de la historia medieval inglesa.

Historiadores afectos a la casa Tudor, han dado la versión de su vida como el prototipo de villano, y todos ellos compendiados por Shakespeare en la tragedia Ricardo III ; de todos modos no sólo hemos de acudir a los documentos más numerosos y que lo colocan en una posición desfavorable si no que nos haremos eco de los de aquellos autores que en sus tesis consideran a Ricardo III libre de ciertas actuaciones que le han desacreditado, éstos últimos a mediados de siglo pasado como por ejemplo los estudios de Paul Murray Kendall.

Para comprender su vida y sus actuaciones debemos retroceder en el tiempo hasta la época en la que el reino de Inglaterra era un poderoso imperio medieval y de cómo se perdieron los grandes territorios que consiguió Henry V a partir de su muerte en Agosto de 1422.

Durante el siglo XV, Inglaterra no sólo estaba compuesta por Gales, Irlanda e Inglaterra , si no también las ricas provincias del Norte de Francia (Normandía y Maine) y la Guyena ( territorio que irradiaba de Burdeos), pero las rivalidades existentes entre los descendientes de los antiguos reyes y que constituían las Casas de Lancaster y York, y que pretenden el trono del reino, arrastran al país en la conocida “Guerra de las Dos Rosas” durante varias generaciones y llevaran a la bancarrota al reino y a la pérdida de tales territorios en la actual Francia.

Para llegar hasta la historia de Ricardo III ,es importante conocer la figura de su padre, vital para comprender sus actuaciones y las de la nobleza en Inglaterra. Ricardo de Plantagenet , nieto de Edmundo de Langley ,duque de York ,tuvo la “fortuna” de heredar el poderoso ducado a la edad de cuatro años a la muerte de su tío Eduardo ,duque de York, en la batalla de Agincourt, el 25 de Octubre de 1415.

Tutelado por Ralph Neville, primer conde de Westmoreland , creció hasta ser un gran señor feudal, consejero del Rey e incluso gobernador de los territorios en Francia. En 1438 , casa con Cecilia Neville, quién le dará siete hijos: Ana, Eduardo (futuro Eduardo IV), Isabel, Edmundo, Margarita, Jorge y Ricardo (futuro Ricardo III).

Ricardo de York, fue un enérgico señor feudal que se convirtió en el cabeza de la Casa de York, descontenta de la gestión del débil Henry VI, que en nada se parecía a su padre el admirado Henry V y que descendían de la Casa de Lancaster. El matrimonio de Henry VI con Margarita de Anjou, sobrina del rey Carlos VII de Francia, en nada ayudó a la situación puesto que dominó a su esposo y mal administró el país.

Los enfrentamientos y escaramuzas entre las dos facciones fue algo habitual, y tras la caída de los territorios en Francia en 1451, llevó al descontento popular y nobiliario. York, uno de los más críticos, fue destinado a Irlanda como lugarteniente real para evitar la facción Lancaster que éste se sumase a una rebelión, que en pequeña medida ya estaba asesinando a funcionarios reales y partidarios del rey y preparándose para la guerra.En cuanto pudo , preparó un gran ejército para solicitar del rey el cese del primer consejero real ,el Duque de Somerset; las huestes reales dispersaron su ejército y éste se vió obligado a desistir y refugiarse en su castillo de Fotheringay, donde nació Ricardo.

Henry VI , perdió la razón dejando a su esposa y su hijo Eduardo a merced de estas luchas. York, volvió para exigir de nuevo al Consejo del Reino, el cese de Somerset ,quién sin apoyos deja al Duque de York como protector y defensor del reino con poderes de regente. York, jura lealtad al príncipe Eduardo y prepara un ejército para acabar con la facción lancasteriana que apoya a la reina y que dirige Somerset.

La lucha finaliza con la batalla de St. Albans en 1455, donde se enfrentan los dos grandes ejércitos: por un lado York , junto al duque de Norfolk, el de Salisbury y el conde de Warwick, por el otro el duque de Somerset, con el conde de Northumberland,el duque de Buckingham, Lord Clifford entre otros. Allí fallece Somerset y se inicia sin remedio a instancias de la Reina en una guerra civil sangrienta, con desordenes, desgobierno y las traiciones entre los nobles con cambios de bando circunstanciales y tan propios de ésa época.

En 1640, considerado por la reina un rebelde ,York y los suyos se enfrentan en otra batalla por el poder contra la Casa de Lancaster y allí caen los grandes señores restantes de esta facción: el duque de Buckingham, el conde de Shrewsbury y los lores Egremont y Beuamont. El rey es apresado , tratado como rey pero bajo una tutela yorkista, el problema comienza cuando York comienza a tener regios deseos, lo que le enfrenta incluso a los suyos.

York alude a sus pretensiones a la Corona ya que es heredero por parte de madre de Lionel, Conde de Clarence , tercer hijo del rey Eduardo III mientras que Henry VI desciende del cuarto hijo de ese mismo rey. La tragedia está apunto de cernirse sobre él y su familia dado que una mayoría de nobles apoya a la reina que ha buscado apoyo en el reino de Escocia . York y sus hijos mayores : Eduardo ,conde de March y Edmundo, conde de Rutland, se dividen para prestar mejor batalla a las fuerzas reales ,en plena tregua de Diciembre de 1460,son asaltados y asesinados el Duque de York y su hijo el conde de Rutland, y posteriormente escarniados y empalados.

Eduardo de March, heredero de York, envía a sus hermanos Jorge y Ricardo a Borgoña como refugiados de su amigo el duque borgoñón, y junto al Conde de Warwick reanuda la batalla para vengar a su padre.

Apresan a un Henry VI, totalmente enajenado en Townton y la reina y el heredero deben huir a Francia. Tras entrar en Londres, Eduardo de March, es proclamado rey con el nombre de Eduardo IV, con sólo 19 años de edad.Hasta aquí la vida de Ricardo había transcurrido como la de cualquier segundón de una gran familia noble, sin embargo las circunstancias ocurridas , van a llevarle a una posición para la cuál, no había sido instruido. El Rey comienza a dar privilegios y obligaciones a su familia, Ricardo, un niño, débil, enfermizo, pero con una asombrosa fuerza de voluntad, crece como un guerrero señor de la Casa de York a la sombra de Eduardo IV, un carismático, fuerte, apuesto y mujeriego soberano.

Eduardo si no también en el administrador y consolidador del reino y enseña el arte de la guerra al joven Ricardo en su castillo de Middleham , allí pese a su escaso vigor físico ,llega a convertirse en un temible guerrero con el hacha de combate, ( de hecho llegó a desarrollar un fuerte brazo derecho, debido al riguroso entrenamiento marcial, en detrimento de un brazo izquierdo débil ).
Eduardo nombra a Ricardo duque de Gloucester y con nueve años de edad se convirtió en el único comisionado del rey para reclutar tropas en el Norte de Inglaterra.

Allí se empieza a curtir en el trato con los levantiscos norteños y aprendiendo a desenvolverse en la política fronteriza con Escocia con las continuas escaramuzas habituales normal en las tierras que constituyen uno de los feudos fieles a la casa de Lancaster.
Su responsabilidad y lealtad le garantizan la confianza del rey ,siendo su predilecto por delante de su hermano mayor Jorge de Clarence, aunque lo compense a éste de otra manera, en forma de títulos y tierras.

Llega a ostentar feudos pertenecientes a la Casa Lancaster y los títulos de Almirante de Inglaterra, Irlanda y Aquitania. Pronto y pese a su juventud, deberá responder a las llamadas del rey ante los conflictos que comienzan en el país. Eduardo IV desposó en 1465 con Isabel Woodville, una hermosa y ambiciosa viuda de la Casa Lancaster , ante el desagrado de su primer consejero Warwick, puesto que la familia política de la nueva reina da señales de beneficiarse socialmente y eso conlleva que la vieja nobleza murmure y actúe contra los advenedizos

El conde de Warwick comienza a intrigar con el duque de Clarence en contra de los Woodville. Ricardo pese a su antipatía hacia los Woodville, jamás intervino en esas disputas si no que se mantuvo al margen. En el exterior, Luis XI de Francia, apoyaba a Clarence y por otro lado a Gaspar Tudor, conde de Pembroke y pretendiente de la casa de Lancaster.

Durante los años 1467 hasta 1469, una situación de desorden interior desembocó en la captura del rey por las tropas de Warwick, para manejarlo a su antojo y eliminar algunos Woodville que ocupan puestos claves en la Administración real. Ricardo consigue liberar al rey junto a Lord Hastings y los nobles afectos al monarca. El rey nombra a Ricardo Condestable del Reino vitalicio, Presidente del Consejo de Caballería y del Consejo de Guerra y Justicia Supremo vitalicio del Norte de Gales junto a la dignidad de administrador-inspector del principado de Gales.

 Ricardo, ha desplazado a Warwick como el hombre más poderoso de Inglaterra. Intentó mediar entre el monarca y los nobles rebeldes, pero aunque en un principio se consiguió, en 1470,Eduardo IV, se ve obligado a declarar traidores a su hermano, el Duque de Clerence y al Conde de Warwick. Comienzan los preparativos para otra campaña, y Lord Hastings y Ricardo de Glocester se encargan de preparar un ejército para hacer frente a los traidores, Ricardo se encarga de vigilar todo el Norte de Inglaterra.

Warwick, incluso ha llegado a emparentar a su hija menor con le heredero de Henry VI y junto con Clarence, desembarcan a sus tropas en Darmouth y Plymouth, el 13 de Septiembre de 1470; y junto a otros nobles oportunistas como el Marqués de Montagú incluso obligan al rey y sus partidarios a refugiarse en Borgoña, donde obtienen los refuerzos necesarios para recuperar el trono.
Con 1500 hombres ( 1000 ingleses y 500 artilleros flamencos ) regresan el 11 de Marzo de 1471, para quedarse y vencer o morir.
Dos vitales batallas concurren en Barnet y en Tewkesbury , que van a marcar el regreso victorioso del rey y su valeroso hermano. En Barnet, contra los 15000 hombres de la Casa de Lancaster y dirigidos por Warwick, Ricardo de Gloucester llega a ganarse el respeto de toda la Casa York, con sólo 18 años, en la huída Warwick muere asesinado por la soldadesca, siendo el fin de la Casa Neville.

Clarence , ha intentado mediar para evitar estos enfrentamientos pero ha elegido el bando equivocado, aunque solicita el perdón real y es rehabilitado parcialmente. A los dos días la depuesta reina Margarita, desembarca con su hijo Eduardo de Gales y apoyados por Somerset, Devonshire y Wenlock, llega la segunda batalla. Los tres líderes de York, se dirigen a las cercanías de Gloucester y en Tewkesbury, se produce la segunda gran batalla, Ricardo manda la vanguardia, el Rey y Clarence mandan el centro y Hastings la retaguardia. Tremenda victoria de los York, donde Ricardo acaba con Wenlock de un solo hachazo en el cráneo, Clarence con Eduardo de Gales para mostrar su nueva devoción real y Somerset juzgado y decapitado.

Ya es Ricardo con sólo 19 años el garante de su hermano, ya que en 1471, ha fallecido el depuesto rey Henry VI y la dinastía eliminada; el Duque de Gloucester en la reconstrucción del país, protege a los herederos de Warwick y casa con la hija más delicada del fallecido Conde, Ana Neville de catorce años. Es nombrado virrey en el Norte de Gales y mientras lucha con los belicosos escoceses en la frontera, en 1473, su esposa da a luz a su único vástago, Eduardo en honor de su hermano.

Clarence vuelve a intrigar ya que el Parlamento lancasteriano lo ha nombrado heredero de Henry VI, e intenta sobornar a su hermano Ricardo, pero el primer general del reino rehúsa.    La reina, que odia a Clarence que tiene las manos manchadas de sangre de varios Woodville ( incluso un hermano de la reina ) y el rey en 1477 ordena su detención y el 18 de Febrero de 1478,ejecutado y su esposa e hijos al cuidado de Ricardo.

El austero Ricardo en el Norte continúa sus labores de virrey y juez supremo supervisando al poderoso Conde de Northumberland, Henry Percy.  En estos años, ya el rey Eduardo IV, con una vida disoluta y escandalosa en la Corte, deja a su heredero al cuidado de los Woodville ante el desagrado de los York que solicitan a Ricardo que intervenga. En esa tesitura Ricardo va a dar los pasos que le van a llevar a la gloria y a su perdición, el miércoles 9 de Abril de 1483, fallece Eduardo IV, el heredero tiene sólo doce años Eduardo V y el Consejo real con Ricardo de Golucester como protector del reino por orden testamentaria de Eduardo IV.

Ricardo tiene dos luchas :la primera ,controlar a los Woodville y la reina madre y por otro lado el pretendiente lancasteriano Enrique Tudor, de linaje elevado aunque dudoso, ya que desciende por una parte ,del cuarto hijo de Eduardo III y de la esposa del mítico Henry V, Catalina de Francia ya que en adulterio con Owen Tudor tuvo varios hijos, y que Henry VI los reconoce como hermanos y les otorga los títulos de Conde Pembroke y Conde de Richmond , apoyado éste en Francia prepara su vuelta.
Ricardo ya tiene la primera encrucijada, para controlar el reino debe enfrentarse a sus York y los Woodville que influyen en el joven rey, primero logra sacar de las garras de los Woodville al rey lo retiene y forma un gobierno de adeptos, que tiene al Duque de Buckingham como mano derecha y se ve obligado a detener una conjura de Lord Hastings, el amigo predilecto del fallecido Eduardo IV, y a ejecutarlo.

La vorágine de traiciones, dobles traiciones, conjuras, falsos levantamientos e intrigas hacen que el joven Ricardo actúe como un político de su época y se le considere “maquiavélico” y a tomar medidas drásticas de tiempos difíciles. Numerosos nobles son ejecutados como Anthony Woodville, segundo conde de Rivers y Lord Grey, hijo mayor del anterior matrimonio de la reina madre y hermanastro del rey Eduardo V. Se acabaron las revueltas , pero la plébe murmura y rumorea que el joven rey pronto dejará de serlo.

Ricardo, influenciado por consejeros como el Obispo de Bath y Wells, se hace eco de la noticia de que la Iglesia puede considerar a los hijos de Eduardo IV como ilegítimos ya que el rey tenía un compromiso patrimonial previo y que la reina Margarita le había sido infiel por tanto el Rey y sus hermanos indignos de la Corona.

Ciertamente es un misterio cómo se dejó llevar Ricardo por una ambición nunca mostrada y dar pábulo a esas ideas y dejar de ser leal al legado de su admirado hermano, ¿Cómo fue fiel a su hermano y a su hijo, no? Esto ha dado la oportunidad a los historiógrafos contrarios a su figura como Thomas More o Hall , algo muy difícil de explicar para su defensor Paul Murray Kendall, convencido de la lógica de sus actuaciones.

Así el 26 de Junio de 1484, es proclamado rey con el nombre de Ricardo III y para ello detiene a la familia real y se enfrentar a Buckingham , quién trata de liberar al depuesto rey y restaurarlo; la historia no aclara exactamente cómo ocurre aunque se supone el por qué: los infantes reales masculinos son asesinados en la Torre de Londres, no se sabe si a instancias de Ricardo III pero desde luego sí bajo su responsabilidad.

Ricardo III llevará esa cruz para siempre en su reinado y en las generaciones posteriores, Enrique Tudor y sus partidarios en Francia prepara tropas y extiende el rumor de un posible envenenamiento de Eduardo IV. Ricardo III , toma sus primeras medidas de su breve reinado, capturan sus tropas a Buckingham, y el segundo duque, Henry Staford es decapitado como traidor el 28 de Octubre de 1484.

Firma tratados de amistad con Castilla y la reina Isabel “la Católica” y trata de levantar económicamente el reino, muy derrengado por las continuas guerras, algo que no conseguirá y que empeorará con el siguiente reinado. El taciturno rey, y su frío carácter sufren otro revés al fallecer su heredero Eduardo y al año siguiente la reina Ana.  Las casas de Lancaster y York, se preparan para su última batalla en la Edad Media ya que Enrique Tudor ha casado de nuevo con Isabel, hija del rey Eduardo IV y sobrina del actual rey, dando la apariencia de que la nueva casa formada unirá las dos poderosas dinastías.

Ricardo III, inteligente y experimentado con una fuerza de voluntad forjada en la supervivencia hace todo lo posible para salvar su reinado buscando apoyos dentro y fuera del reino. Los lores de su reino esperarán a ver finalizar la lucha para apoyar a uno u otro, y el rey con mermadas tropas reales esperará a Enrique Tudor para la lucha final. El 7 de Agosto de 1485, el pretendiente Tudor desembarca en Gales auxiliado por los expatriados Woodville y nobles de feudos medios,……. los grandes señores esperan en sus territorios.

La Batalla de Bosworth acabará en agosto de 1485 con el reinado de dos años de Ricardo III.   El rey Ricardo III con su maza de combate, su yelmo con una corona dorada, las banderas reales y apoyado por el Duque de Norfolk y el Conde de Oxford se dirige a la batalla.

Mientras veía como caían sus tropas con el Duque de Norfolk a la cabeza, el rey Ricardo III, dirige a sus cien hombres de la guardia real contra la guardia de Tudor esperando acabar personalmente con Enrique. Cuando va a alcanzarlo, derribando en su camino a lores y guerreros , la caballería de Lord Stanley, ataca por su flanco derecho y masacra a la guardia, Ricardo III cae derribado, sin vida, tras una docena de heridas: contaba treinta y dos años de edad. Polydore Vergel, cronista oficial de Enrique Tudor, escribió: “El rey Ricardo III murió valerosamente, solo, en medio de la densa turbamulta de sus enemigos”.

Se arrancó la corona del yelmo del rey caído y se colocó a Enrique en la cabeza que reinará con el nombre de Enrique VII. El cadáver de Ricardo III fue escarnecido y arrojado a una fosa , sin lápida, ni epitafios. Los grandes señores del reino serán despreciados por el nuevo rey por su oportunismo y perderán territorios y privilegios .

A cada uno le corresponde decidir si fue Ricardo III un villano o por el contrario sólo noble tocado por el destino para cambiar el rumbo de un reino que pasará a convertirse en un estado moderno, con el cambio de siglo.